Fabricación de Novammon en agrostock

Dos mil siete fue un año importante para la empresa fragatina AgroStock. A principios de año anunciaba que en su planta de fabricación de Fraga se elaborarían abonos especiales líquidos para Compo. Para la campaña 2007, Compo Agricultura (división de fertilizantes de BASF), decidió ampliar su catálogo de abonos especiales con la gama de abonos líquidos Novammon. Estos abonos líquidos contienen inhibidores de la nitrificación que permiten un mayor control del nitrógeno al evitar pérdidas por lavado y un mayor aprovechamiento por parte del cultivo.  

Después de evaluar distintas empresas de fabricación, Compo Agricultura y Fertiponent (distribuidor de Compo), seleccionaron la fabrica de fertilizantes de AgroStock como fabricante exclusivo de su línea de productos Novammon (Start, Strong, Fruit y Complet).

Durante estos meses de invierno, se llevaron a cabo pruebas de estabilidad del producto, se establecieron procedimientos de trabajo y en enero se iniciaban las acciones técnico-comerciales para dar a conocer los productos. El 11 de enero responsables de AgroStock y Fertiponent ofrecieron una charla dirigida a los fruticultores de la comarca para presentar la gama de productos Novammon, que se han producido en Fraga por primera vez en la campaña 2007.

Una gran noticia para su empresa y para toda la comarca.
Para nosotros ha sido muy importante, ya no sólo por la repercusión económica que pueda suponer trabajar con una empresa como ésta, sino también por el prestigio que supone que una multinacional como BASF, muy reconocida por la calidad del producto que fabrica, confíe en nosotros. Al fabricar sus productos, estamos influyendo en su imagen corporativa. Fabrican abonos sólidos, muy bien formulados, con unas características muy especiales. Han decidido fabricar una gama del mismo nivel en abono líquido y, como ellos no tienen planta de fabricación, han estado estudiando varias fábricas y han decidido fabricarlo con AgroStock.

¿Cómo ha funcionado esa colaboración?
Están satisfechos con nuestro trabajo y estamos a punto de celebrar una reunión para concretar el trabajo del año que viene. Durante todo el año, BASF realiza controles de calidad exhaustivos. Cada fabricación tiene un número de lote, en cada pedido hay tres botellas de control: una para nosotros, una para BASF y otra para el cliente. BASF analiza aleatoriamente el producto y todos los análisis salen perfectos.

Las dimensiones de la fábrica ¿han sido suficientes para afrontar esta otra línea de producción?
Sí, la fábrica está capacitada para trabajar aún más. Otro tema es la logística, son unos meses muy concretos en los que el trabajo y la distribución de los productos se comprime mucho. Fabricamos y vendemos más de nuestros productos propios que lo que fabricamos para BASF. La fabricación de abono líquido es nuestra especialidad, para BASF es una línea más de producto.

¿Hay  previsión de que vaya en aumento la producción para BASF?
Sí, por supuesto. Son abonos de mucha calidad. El nivel de calidad en nuestro proceso de producción es el mismo cuando fabricamos el abono de BASF que nuestro propio abono. No podemos trabajar con dos calidades distintas. La diferencia es que se fabrica con una formulación que BASF tiene patentada, fabricamos un producto que sólo es para ellos.

¿Pueden distribuir este producto fabricado para BASF?
No. Se lo tenemos que comprar a ellos para poder venderlo. Nosotros fabricamos para la zona frutícola del Valle del Ebro. Vienen sus camiones, cargan y lo distribuyen. Algunos de nuestros clientes lo han probado para saber cómo funcionaba y hemos visto que es un buen producto.

¿Hay posibilidades de ampliar este tipo de colaboraciones a alguna otra empresa?
Sí, de hecho estamos fabricando otro producto diferente, conjuntamente con un laboratorio de Barcelona. Estamos trabajando con una molécula que viene del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Menadiona la sintetiza en su laboratorio y nosotros lo estamos incorporando en unas formulaciones concretas. La reacción entre nuestro abono y la molécula está dando unos resultados espectaculares, aunque sólo es el primer año. Es un producto diferente. Sólo se aplicaba en plátano y uva, y nosotros hemos pasado a aplicarlo en frutales. Nos estamos especializando en abonos “a la carta”

Novammon
Nueva tecnología en fertilizantes líquidos

Desde sus incios, COMPO ha desarrollado una clara estrategia de innovación y orientación en la mejora de la nutrición de los cultivos. Las últimas investigaciones del centro de investigación de BASF (Limburgerhof, Alemania) han permitido desarrollar la tecnología basada en el inhibidor de nitrificación DMPP (3,4-dimetilpirazol fosfato). Esta molécula exclusiva de COMPO asegura la estabilidad del nitrógeno en el suelo de forma absorbible para la planta y ha permitido desarrollar la gama de abonos líquidos estabilizados revolucionarios en fertirrigación: Novammon.

Novammon es un abono que, gracias al DMPP, permite un mejor aprovechamiento del nitrógeno al optimizar el equilibrio óptimo entre las dos formas químicas nitrogenadas (amoniacal y nítrica) disponibles para la planta. De este modo se incrementa la eficacia de la nutrición nitrogenada en fertirrigación produciendo una mejora en los rendimientos de los cultivos y reduciendo, al mismo tiempo, la contaminación por nitratos de las aguas.

Fuente: La Voz del Bajo Cinca